Naranjas en España: Tipos de naranjas españolas

Las naranjas son una de las frutas más consumidas en el mundo. Las posibilidades que ofrecen, además de sus beneficios y propiedades nutricionales que ayudan a cuidar de nuestra salud, las convierten en uno de los cítricos más importantes. ¿Sabes cuántos tipos hay? ¿Sabes qué tipos de naranjas españolas existen?

Desde Cítricos Siscaret te ofrecemos esta pequeña guía para que puedas conocer los tipos de naranjas españolas que hay, sus propiedades y para qué son recomendables cada una. ¿Preparado para descubrir más sobre esto? ¡Continúa leyendo!

¿Cuántos tipos de naranjas existen?

Existen más de 600 tipos de naranjas que pueden clasificarse de diferentes maneras. A continuación, te mostramos una sencilla clasificación según el tipo de sabor de cada naranja, para que puedas aprender más al respecto:

  • Variedad dulce (citrus sinensis): Este tipo de naranjas se usa, sobre todo, para comerlas en fresco, hacer zumos o añadirlas a otros platos como ensaladas. Dentro de este tipo encontramos las variedades Roja, Navel y Valenciana.
  • Variedad agria (citrus aurantium): Tienen un sabor más ácido y no se suelen comer al natural. Este tipo de naranjas españolas se suele utilizar, por ejemplo, para hacer mermeladas.
  • Variedad de piel suelta (citrus reticulata): Este tipo de naranja española puede ser dulce o amarga y, además, forman parte de la familia de las mandarinas. Estas naranjas suelen ser más pequeñas que otras variedades y tienen una piel fácil de pelar.

Tipos de naranjas españolas

Lo primero que debes saber es que, a pesar de lo que mucha gente piensa, las naranjas no son originarias de España. Se dice que las naranjas, probablemente, fueron cultivadas por primera vez en el Sur de China en torno al año 314 a. C. Desde entonces, las naranjas han sido modificadas y sometidas a procesos de hibridación hasta dar lugar a los cientos de variantes que existen ahora por todo el mundo.

Por lo tanto, aunque algunas naranjas no provienen de España, estas han estado presentes en sus tierras hasta convertirse en un sello fundamental de la agricultura del país durante siglos. Se dice que los musulmanes fueron los primeros en plantar semillas de naranjos en Andalucía hace 800 años.

Desde entonces, la importancia que ha adquirido este producto en el país es enorme. España produce más de 3,5 millones de toneladas al año y exporta más de 1,25 millones de toneladas por un valor que ronda el billón de euros. En este sentido, se puede decir que España es, con mucha diferencia, el mayor productor y exportador de naranjas de Europa y el quinto en el mundo.

La zona del Mediterráneo es el área más importante para la producción de naranjas. Esta región es conocida como la “Huerta de España”. Los cultivos de Valencia representan el 75% de la producción total de naranjas y mandarinas del país. Por detrás se encuentran Andalucía, Cataluña y Murcia.

Los distintos tipos de naranjas españolas ofrecen una calidad excelente y una gran variedad para diferentes situaciones y gustos. A continuación, te presentamos algunos tipos de naranjas españolas y sus principales características:

cuantas-variedades-de-naranjas-hay
  • Berna: Tiene un sabor dulce, muy suave, y prácticamente no tiene semillas. En la cocina se suele utilizar para postres y reducciones. Es fácilmente reconocible gracias a su piel de color amarillo anaranjado y su peculiar sabor que puede recordar a las peras. Este tipo de naranjas españolas son de tamaño pequeño o mediano.
  • Roble: Se considera un tipo de naranja dulce de gran calidad y con una piel brillante. Su interior es muy jugoso e ideal para hacer zumos. Su consumo comenzó en Estados Unidos gracias a José Roble quien, en 1851 comenzó a llevar este tipo de naranjas desde Madrid hasta Tampa, Florida.
  • Navelina: Se trata de una naranja sin semillas con una pulpa muy jugosa y dulce. Su piel, que también tiene un sabor muy intenso, se suele usar para hacer mermeladas, conservas, reducciones y como cáscara confitada.
  • Naranja roja o naranja sanguina: Su interior tiene un color rojo oscuro muy característico mientas que su exterior tiende también al rojizo, pero más suave. Es uno de los tipos de naranjas españolas más recomendables para postres y sorbetes.
  • Valenciana: Este tipo de naranja española es el que más se planta en todo el mundo, por lo que es conocida como la “Reina de las naranjas”. Es reconocible gracias a su piel suave y fina y su interior pálido y sin semillas. Tiene un sabor intenso y jugoso.
  • Naranja amarga o naranja sevillana: Tiene un sabor muy amargo y ácido. Este tipo de naranja española se usa con frecuencia para hacer mermeladas, aceites esenciales, té, miel y adobos. Se caracteriza por tener un color muy intenso tanto en su piel como el interior. Tiene un tamaño mediano y suele incluir unos diez gajos llenos de semillas.

¿Por qué es bueno comer naranjas?

Las naranjas son una fruta muy saludable y refrescante. Gracias a su gran versatilidad, es una de las frutas más consumidas del mundo. El consumo de naranjas, como los tipos de naranjas españolas mencionadas anteriormente, proporcionan una gran cantidad de vitamina C y antioxidantes esenciales para mantener una dieta sana y equilibrada.

nuevas-variedades-de-naranjas

Las posibilidades que ofrecen las naranjas son casi infinitas y, dependiendo de lo que quieras hacer con ellas, puedes elegir, como te hemos mostrado, unos tipos de naranjas españolas u otros. Desde Cítricos Siscaret te ofrecemos las mejores naranjas, directamente desde los árboles de nuestras huertas en Valencia hasta tu casa, para que puedas disfrutar de unos productos naturales sin tener que desplazar.

Con naranjas puedes hacer postres deliciosos que sorprenderán a tus familiares y amigos, sorbetes refrescantes, cócteles con mucho sabor o comenzar el día con energía y un refrescante zumo. No importa la receta que pienses hacer, seguro que un toque de naranja le dará ese toque especial que hará de tu plato una experiencia totalmente diferente. ¿A qué esperas para probarlo?