Variedades de mandarinas

[hr height=»30″ ]

Variedades de mandarinas

[hr height=»30″ ]

La mandarina presenta muchas variedades, que se agrupan esencialmente en tres grupos: las ‘Clementinas’, las ‘Satsuma’ y los ‘Híbridos de mandarina. La mayoría de las variedades se originan debido a mutaciones espontáneas de las propias mandarinas o a cruces con otros cítricos llevados a cabo por el ser humano. En Naranjas al Día cultivamos 6 tipos de variedades, de las cuales hablaremos a continuación.

Mandarinas Clementinas

Este tipo de mandarinas, conocidas como clementinas tienen su origen en el mandarino común también llamado Citrus reticulata.

Son de fruto pequeño y mediano, habitualmente no poseen semillas, son jugosas y tienen un agradable sabor.

Clementina “Clemenrubí”

Esta variedad se originó como una mutación de la variedad “Oronules” cuyo origen se ubica en Lorigilla, provincia de Valencia.

Se trata de una clementina de las más tempranas en la temporada y suele ser recolectada desde mitad de septiembre hasta mitad de octubre. Requiere mucha atención durante su cultivo, principalmente en los meses de recolección para evitar que contraiga enfermedades de origen fúngico o bien bacteriológico. También hay que estar atento a la aparición del pulgón, una plaga que en un momento dado le puede causar graves problemas al árbol de la “Clemenrubí”.

El árbol suele ser poco vigoroso, sin espinas y de hoja estrecha. Su fruto es sensible al planchado y picado por golpe de sol, así como puede abrirse de dentro hacia fuera debido a la presión interna de la propia pulpa.

Tiene, habitualmente, un color naranja intenso, el tamaño de sus piezas es superior al de “Oronules” de quien se deriva y presenta un alto contenido en jugo, además de ser fácil de pelar a pesar de poseer una corteza resistente.

 

Clementina “Clemenules”

Este tipo de clementina denominada “Clemenules” tiene su origen en la ciudad castellonense de Nules, como una mutación espontánea del árbol de la “Clementina Fina”. La mayoría de los consumidores, agricultores y especialistas la consideran la mejor variedad, debido a su sabor dulce y agradable. Además, tiene un alto rendimiento de producción, lo cual la convierten en la variedad más cultivada. 

Esta variedad crece en un árbol que se muestra habitualmente vigoroso, de crecimiento abierto, estructura globosa, forma achatada y follaje denso. Ofrece un fruto de buen tamaño, con una pulpa tierna sin semillas de sabor dulce y agradable. Su corteza es fina y lisa, de color naranja pálido, fácil de pelar, muy aromático y con muy poca acidez. Habitualmente, la “Clemenules” es recolectada una vez se ha iniciado la temporada de la “Clementina Fina” y siendo una fruta cuyas propiedades se mantienen en el tiempo hasta el mes de enero siempre que las condiciones climáticas sean favorables.

Clementina “Orogrande”

Se trata de una variedad de clementina que  deriva de la “Clemenules” y tiene su origen en Murcia. Su fruto es se tamaño muy similar o incluso superior a la variedad de la clementina “Clemenules” presentando una piel lisa y un menor número de glándulas de aceites esenciales. Son mandarinas de color naranja intenso, muy dulces y sabrosas además de muy fáciles de pelar y cómodas de comer aportando un alto de contenido de zumo de gran calidad.

Clementina “Clemenpons”

La clementina Clemenpons es una mutación de la variedad Clemenules que apareció en Pego (Alicante). Las dos variedades son muy similares, a excepción de su maduración, la cual es más adelantada en la Clemenpons.

El árbol es vigoroso, de porte abierto. Pueden aparecer espinas en alguna de sus ramas, pero acaban desapareciendo con el tiempo. La Clemenpons es una variedad productiva que no requiere de tratamientos fitorreguladores para mejorar el cuajado ni el engorde.

Además, su recolección es muy temprana, empezando 25 días antes que la variedad Clemenules gracias a su bajo nivel de acidez. 

Híbridos de mandarino

Es el grupo más extenso y variado dado que en él se engloban los mandarinos frutos del cruce entre especies. Existen muchas variedades como por ejemplo, 

Híbrido de mandarino “Clemenvilla” o “Nova”

La mandarina híbrida “Nova” o “Clemenvilla” es el resultado del cruce entre el clementino “Fino” y el “Tangelo Orlando” que fue realizado por Gardner y Bellows en los años 40 del siglo XX en Florida.

Es una variedad productiva que se puede encontrar en la mayor parte de nuestras áreas citrícolas. Crece en árbol de aspecto compacto, tamaño medio, producción precoz, vigoroso y de crecimiento abierto, con ramas sin espinas y hojas anchas de color verde brillante y con una floración fácil.

Es sensible al frío y su maduración se produce entre diciembre y enero, siendo en diciembre el momento idóneo para comenzar su recolección, la cual se alarga hasta mediados de febrero. Su fruto maduro presenta un color naranja y rojizo intensos y un tamaño de calibre medio-grande. La pulpa es tierna, no presenta semillas y ofrece gran contenido de zumo, pero la fuerte adhesión de la piel a la pulpa la hace complicada de pelar.

Híbrido de mandarino “Mor”

Las mandarinas Mor tienen características similares a las Murcott, siendo un híbrido resultado del cruce de una mandarina y una naranja dulce

El árbol es vigoroso, produce brotes largos no productivos en los primeros años, con frutos en la parte baja.El fruto es de buen tamaño, de maduración tardía y atractivo. Esde tamaño mediano a mediano-grande, con algunos frutos más pequeños. La forma del fruto es aplanada a redonda y con cáscara lisa. Es un fruto de alta calidad con muy alto contenido de azúcares y suficiente ácido para dar un sabor bien equilibrado. Son nuestras mandarinas de recolección más tardía, siendo su punto de maduración óptima en Febrero.

[hr height=»100″ ]