El origen del mito de la media naranja

[hr height=»30″ ]

El origen del mito de la media naranja

[hr height=»30″ ]

El mito de la media naranja se remonta a Platón, y su obra El Banquete, que cuenta con más de 2000 años de antigüedad. En ella, el filósofo muestra las enseñanzas de Aristófanes, quien explica cómo al principio la raza humana estaba completa: «Todos los hombres tenían formas redondas, la espalda y los costados colocados en círculo, cuatro brazos, cuatro piernas, dos fisonomías unidas a un cuello circular y perfectamente semejantes, una sola cabeza, que reunía estos dos semblantes opuestos entre sí, dos orejas, dos órganos de la generación, y todo lo demás en esta misma proporción». Estos seres podían ser de tres clases: uno, compuesto de hombre y hombre; otro, de mujer y mujer; y un tercero, de hombre y mujer, llamado ‘andrógino’. Cuenta Aristófanes que «los cuerpos eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo y combatir con los dioses». Se consideraban unos seres poderosos, y aspiran con derrocar a los dioses, pues eran ingobernables. En vista de esto, Zeus decidió cortarlos por la mitad y amenazó con volver a cortarlos de nuevo para que solamente pudieran caminar sobre una pierna.

Tras esto, los seres humanos partieron sin descanso en busca de su media mitad. Lo que los hacía perfectos, la unión de ambas mitades. Y puesto que las naranjas eran consideradas manjar de los dioses, fueron elegidas por Platón como referencia a la unión perfecta. Y tú ¿Has encontrado a tu media naranja? Si no es así, no te preocupes, nosotros te traemos cajas enteras.

[hr height=»100″ ]