Propiedades y beneficios de la naranja

Propiedades y beneficios de la naranja

 

La naranja es una fruta repleta de antioxidantes y componentes beneficiosos para la salud. Una sola naranja al día nos aporta la recomendación diaria de vitamina C, un nutriente esencial para el correcto funcionamiento del sistema inmune, la absorción del hierro, la reparación de tejidos y la producción enzimática de neurotransmisores. Además, contiene múltiples minerales como el calcio, el magnesio, el potasio, el fósforo y el zinc, y ácidos fólico, málico, oxálico, tartárico y cítrico.

Asimismo, el albedo – la piel interna de la naranja – contiene muchas fibras en forma de celulosa, pectina, lignina y hemicelulosa. Combinadas, este tipo de fibras ayudan a incrementar la absorción de los nutrientes, reducir la absorción de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades del corazón, confiriendo a la naranja propiedades digestivas y circulatorias.

Refuerza el sistema inmune

Las naranjas son especialmente recomendables para aquellos que se encuentran bajos de defensas o se muestran más propensos a sufrir catarros, procesos gripales y alergias respiratorias. Los estudios han demostrado que la vitamina C de la naranja mejora la producción y el funcionamiento de los fagocitos, que son los glóbulos blancos encargados de ingerir y liberar enzimas para acabar con ellos.

Previene enfermedades degenerativas

La vitamina C también es un antioxidante altamente efectivo que protege las células del cuerpo contra especies reactivas de oxígeno (ROS, por su sigla en inglés). Los ROS incrementan las posibilidades de sufrir numerosas enfermedades degenerativas como la sordera, las cataratas y la pérdida de visión entre otras.

Indispensable en caso de anemia

El consumo de naranja es muy aconsejable para mujeres jóvenes y personas anémicas, ya que la vitamina C mejora la absorción del hierro tanto en dieta como en forma de suplemento.

Regula el colesterol

La pectina, presente en el albedo de las naranjas, ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Recientes estudios científicos, que utilizan compuestos aislados de la corteza de la naranja – flavonas polimetoxiladas –, han demostrado mejores resultados en la reducción del colesterol LDL que algunos de los fármacos prescritos para el mismo propósito.

Mejora la circulación

Por su riqueza en magnesio, que fluidifica la sangre y evita la formación de coágulos, ayuda a reducir el riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares y derrame cerebral. Tomar naranjas con regularidad también es recomendable para prevenir varices y hemorroides, ya que favorecen la buena circulación.

Aporta bienestar digestivo

La fibra presente en las naranjas regula el tráfico estomacal e intestinal, aliviando los espasmos gástricos, las digestiones pesadas, la hinchazón abdominal y flatulencias. Asimismo, es una buena aliada contra el estreñimiento.

Fortalece huesos y articulaciones

Tanto la vitamina C como el calcio son necesarios para el mantenimiento de los huesos y la dentadura. Estos nutrientes son especialmente recomendados para fortalecer las articulaciones y reducir la inflamación de la artritis reumatoide y la artrosis.

¡Si todas sus propiedades y beneficios aún no te han convencido, el increíble sabor de nuestras naranjas recién recolectadas lo hará! Compra tu caja de naranjas aquí.

[hr height=»100″ ]