Se avecina una mala campaña de naranjas y mandarinas

Aunque estemos a primeros de agosto y no estemos vendiendo naranjas y mandarinas no quiere decir que no estemos trabajando. Ahora es uno de los momentos más cruciales de cara a la próxima temporada de la mejor fruta del Mediterráneo. Es el momento de hacer los máximos esfuerzos para tener las mejores naranjas y mandarinas.

En estos meses de máximas temperaturas, y en especial este verano tan cálido, es cuando más horas de riego se tienen que llevar a cabo. Con el calor también llegan las plagas y hay que controlarlas. La araña roja, la mosca y demás plagas que pueden perjudicar a la calidad de las naranjas y mandarinas. Pero no os preocupéis, son muchos años de experiencia y muchas horas de trabajo que hacen que estos problemas los tengamos bajo control.

La fuerza de la naturaleza es lo que no podemos controlar y es lo que va a hacer que en la próxima campaña haya muy poca fruta de calidad para la venta. Dos factores medioambientales han condicionado la producción de este año.

Más de 40º en Valencia el 14 de Mayo

Solo fue un día. Los informativos y los medios de comunicación hablaron de él como un día excepcional. Como una situación anómala que hizo subir las temperaturas por encima de los 40º en gran parte de la Comunidad Valenciana. Este fenómeno se produjo por una masa de aire caliente proveniente del norte de África pero que además hubo que añadirle que el viento soplaba del interior hacia la costa, por lo que la sensación de calor fue todavía mayor debido a que no teníamos el aire proveniente del mar como un regulador de la temperatura.

Este día de temperaturas extremas en pleno mes de mayo hizo que el naranjo, en el momento en que el fruto es más pequeño y vulnerable, para poder “sobrellevar” las altas temperaturas, se deshiciera de gran parte del fruto tirándolo al suelo. Una fuerte merma en la producción que ha hecho que hayan muy pocas naranjas y mandarinas en los árboles de la Comunidad Valenciana.

Los que vivimos obsesionados con el tiempo y supimos observar poco antes el calor que iba a hacer aumentamos de forma significativa las horas de riego en nuestros campos de forma que los árboles tuvieran la suficiente energía para darle alimento al fruto y no tener que tirarlo al suelo.

Tormenta de granizo en La Ribera

El segundo de los factores medioambientales que hacen que la siguiente campaña sea complicada es el granizo. Lo más temido por los agricultores.

Después de un mes de altísimas temperaturas con tres olas de calor consecutivas y que está haciendo que los termómetros no bajen de 35 grados era de esperar un día o dos de fuertes tormentas. El pasado miércoles empezó a nublarse el cielo y dejando unas pequeñas lluvias insignificantes.

La noche del viernes es cuando se produjo una gran concentración de nubes que, unido a una masa de aire frío, hizo que cayera granizo en una gran región de Valencia, desde la Ribera hasta la Safor, los cultivos de cítricos y caquis se han visto afectados.

Tres días después de la granizada se puede observar el daño ocasionado en los caquis, donde la “piedra” destrozó muchos de estros frutales echando a perder gran parte de la producción. En las naranjas y las mandarinas todavía es pronto para ver los efectos ya que la piel es más gruesa y resistente. Todo parece indicar que una parte de la producción estará picada y la calidad será un poco inferior.

One reply on “Se avecina una mala campaña de naranjas y mandarinas

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.