¿Cómo influye el viento a las naranjas y mandarinas?

Después de varios días en los que las temperaturas rondaban los 12 grados por la mañana hoy nos hemos levantado con una temperatura cercana a los 20 y estamos alcanzando los 30 grados a mediodía. Este cambio de temperatura es debido al viento de poniente. Si nosotros lo notamos, ¿por qué no lo van a notar las naranjas y mandarinas de nuestros campos?

En una zona costera como Corbera la dirección del viento influye mucho en los cambios de temperatura y en la humedad. Unos cambios que según el momento de la temporada en la que nos encontramos se puede notar más o menos. Os lo explicamos.

Habitualmente, en la Comunidad Valenciana,  el viento viene de levante, es decir, del mar hacia el interior, por lo que las temperaturas y la humedad se ven condicionadas. Así, en meses de verano, cuando la temperatura del mar Mediterráneo oscila entre los 20 y los 25 grados, la brisa del mar suaviza las temperaturas y humedece el ambiente mientras que en invierno, con un mar con temperaturas medias de 15 grados, puede hacer que un día templado sea muy frío y que un día frío no sea extremo. Siempre tiende a suavizar la temperatura aunque la humedad hace que la sensación de frío sea muy intensa.

Por el contrario, si el viento sopla de poniente, es decir, del interior hacia la costa, tanto en invierno como en verano las temperaturas aumentan y disminuye la humedad por lo que la sensación de calor todavía es más alta de lo que los termómetros apuntan.

El día de poniente que ha marcado la temporada de naranjas y mandarinas

Un ejemplo claro de cómo puede influir el viento en las naranjas y las mandarinas es el que vivimos el 14 de mayo de 2015. Os hemos hablado en alguna ocasión de este día que es el vivo ejemplo de cómo un día puede cambiar por completo toda la temporada.

Este 14 de mayo el viento sopló de poniente, es decir, del interior hacia la costa. Durante esos días ya estábamos viviendo temperaturas altas cercanas a los 24 grados pero ese día se superaron todos los registros en esas fechas. Se superaron los 40 grados, prácticamente la temperatura se duplicó en un solo día.

¿Qué ocurrió? Los árboles sufrieron un golpe de calor. Esto se tradujo en que mucha de la fruta que estaba empezando a crecer en los árboles se cayera al suelo. El árbol no tenía suficiente alimento para poder aguantar esas temperaturas y tuvo que deshacerse de mucha fruta para poder aguantar.

One reply on “¿Cómo influye el viento a las naranjas y mandarinas?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *