Después de la tormenta llega la calma

Después de una semana de continuas precipitaciones y, con un final bastante fuerte, las lluvias por fin han remitido. Ahora ya podemos hacer balance.

Durante los primeros 6 días de lluvia esta fue suave y continuada. Este tipo de lluvia es perfecta ya que sirve como riego de los campos. Un riego natural que, pese a la implantación de sistemas de riego por goteo y la maximización de los recursos hídricos supone un gran ahorro de agua y de energía.

Durante los dos últimos días de lluvia. Tal y como os comentamos en el último post, estas se volvieron mucho más intensas hasta el punto de producir inundaciones en poblaciones vecinas y, por desgracia, dos accidentes en las que 2 personas murieron.

Por suerte, estas fuertes lluvias se concentraron en 2 puntos a escasos kilómetros de nuestros campos. En Alzira, la población más cercana y capital de la Ribera Baixa, llegaron a registrarse hasta 86 litros por metro cuadrado en tan solo 1 hora.

Este aumento del temporal no produjo daños debido a que los campos pudieron soportar toda el agua caída. Al regar a través de sistemas de goteo optimizamos al máximo la cantidad de agua que usamos además de que solo se hecha agua sobre las raíces. Esto produce que otras zonas estén más secas por lo que cuando llueve, estas partes de tierra están más capacitadas para absorber una mayor cantidad de agua.

Respiro también para nuestros embalses y pozos

En la Comunidad Valenciana llevamos un largo tiempo en el que no teníamos dos días seguidos de lluvia. Esto está haciendo que todos los agricultores estemos optimizando al máximos los recursos hídricos. No desperdiciamos ninguna gota pero nuestros acuíferos, pozos y embalses están sufriendo mucho esta falta de lluvia.

Esta última semana ha sido un respiro ya que han podido recuperar un poco de caudal, aún insuficiente. Todavía, muchos agricultores de la Comunidad tienen estos problemas. Desde Naranjas al Día seguiremos luchando por una agricultura sostenible y aprovechando al máximo los recursos, sin malgastarlos ni hacer un mal uso de los mismos.

One reply on “Después de la tormenta llega la calma

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.