Dejando a punto las naranjas y las mandarinas de la próxima temporada

En estos meses de verano no hay venta de naranjas y mandarinas por Internet (si alguien las vende hay algo ahí que no te cuentan) pero sí mucho trabajo en los campos. Es momento de regar en abundancia, de la poda, de vigilar las plagas y arreglar accesos.

Y en esa tarea estamos inmersos en Naranjas al Día. Llevamos unas semanas regando en abundancia para que los árboles puedan tener todo el alimento necesario para hacer el mejor fruto posible. Para conseguir la mejor naranja y mandarinas lo principal es darle alimento al árbol.

Como todo en la vida hay que tener un equilibrio. Es importante, cuando llega el verano, hacer una poda de los árboles para “oxigenarlos”. Eliminar todas las ramas sobrantes, generar nuevos brotes fuertes donde nacerá la naranjas y la mandarinas de las próximas temporadas y hacer que el árbol concentre todos sus nutrientes en la fruta.

La leña sobrante ya no se quema. Anteriormente, la leña era llevada a los quemadores situados en las esquinas de los campos para ser quemada. Ahora, somos mucho más conscientes con el medio ambiente y con los riesgos de generar incendios y procedemos a triturarla. Los campos están preparados para que entre tira y tira de árboles pase el tractor con un trilladora en la parte delantera y triture toda la leña.

Otro de los conceptos que hay que tener en cuenta cuando hablamos del campo es “aclarir”. Aclarar en castellano, se trata de tirar fruta sobrante al suelo cuando todavía esta verde. Para conseguir la mejor fruta, del mejor tamaño, hay que hacer un repaso por todos los campos e ir eliminando manualmente toda la fruta sobrante. Este año, después del día de poniente el 14 de mayo, hay poco fruto en el árbol por lo que hemos aprovechado todas las naranjas y las mandarinas.

No solo se cuidan las naranjas y las mandarinas

Además de cuidar los campos también hay que arreglar los accesos. En Naranjas al Día nos gusta cuidar al máximo nuestras fincas y nos gusta tenerlas lo más aseadas posibles. Para ello, estos días estamos trabajando en nuestros caminos de acceso y en los caminos internos de los campos.

Una capa de tierra en el camino y arreglando todas las bajas y subidas a los diferentes campos para que no haya ningún percance con ninguno de nuestros operarios. Somos conscientes de los riesgos que supone conducir un tractor y es imprescindible minimizar al máximo cualquier tipo de contratiempo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *